Disruptores Endocrinos: que son y dónde se encuentran

Ultimamente resuena mucho la sigla EDC, que en español se traduce como “Disruptores Endocrinos”. Grupos como Ecologistas en Acción y la Fundación Alborada han dado la voz de alarma y lanzado campañas para concienciar a la población.

¿Pero qué son? Son un grupo de sustancias químicas con capacidad para alterar el sistema hormonal de los seres vivos. Están presentes en productos de higiene personal, cosmética, juguetes y también en los alimentos, envases, latas, plaguicidas, herbicidas, productos de uso industrial y contaminantes ambientales.

Si bien aún no se dispone de información sobre las propiedades tóxicas o ecotoxicológicas de la amplia mayoría de sustancias (116.727) que se encuentran en el mercado europeo, se han identificado más de 1.500 sustancias capaces de alterar el sistema endocrino.

Entre los alteradores endocrinos se encuentran:

  • Compuestos Orgánicos Persistentes (COP): sustancias organocloradas (PCB, dioxinas, HCB), perfluoradas (PFOS, PFOA), bromadas (PBB, PBDE), etc.
  • Componentes plásticos: ftalatos (BBP, DBP, DEHP, etc.) y Bisfenol-A.
  • Componentes de detergentes: alquilfenoles (nonilfenoles, octilfenoles, etc.).
  • Ingredientes de cosméticos, productos de higiene y fragancias sintéticas: parabenos, triclosan, filtros UV (BP2, BP3, 4MBC, OMC), almizcles (MX, MK, HHCB, AHTN).
  • Plaguicidas, biocidas y herbicidas: organoclorados (DDT, hexaclorobenceno, clordano, clordecona, mirex, toxafeno, lindano, linurón, acetoclor y alaclor), organofosforados (paration, malation, clorpirifos, diazinon, diclorvos, etc.), carbamatos, piretrinas y piretroides, herbicidas (glifosato, atrazina, etc.), fungicidas (vinclocin y otros), etc.
  • Disolventes: estireno, percloroetileno, triclorobenceno, resorcinol, parafinas cloradas, etc.
  • Metales y metaloides: plomo, cadmio, níquel, mercurio, compuestos organoestánicos, arsénico.

Por ejemplo, las peras del supermercado están repletas de pesticidas; los envases y latas se componen de bisfenol-A; los ftalatos se encuentran enmascarados en los juguetes y en el material hospitalario; el triclosan se utiliza de forma masiva en pasta de dientes, cremas y desodorantes; los parabenos de los perfumes o los glifosatos en los herbicidas con los que fumigan los parques y jardines.

En España hay en marcha dos proyectos que abordan el tema de los disruptores endocrinos aportando soluciones. Libres de contaminantes hormonales, una iniciativa de Ecologistas en Acción dedicada a informar acerca de esta problemática y Que no te alteren las hormonas, un proyecto de la Fundación Alborada.  Además, acaban de crear la Cátedra Patología y Medio Ambiente en la Universidad Complutense de Madrid con el fin de avanzar en la investigación de los disruptores endocrinos.

¿Como evitarlos?

-Eliminar productos de limpieza e higiene y elegir aquellos que estén comprometidos con la salud y el medio ambiente.

-Elegir alimentos ecológicos libres de plaguicidas y de aditivos.

-Optar por la cosmética ecológica y natural. Para más info pincha aquí

-Utilizar recipientes de cristal para guardar los alimentos, evitando el plástico.

-Evitar aromatizantes y suavizantes.

 

Fuente:
http://www.libresdecontaminanteshormonales.org
http://www.fundacion-alborada.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.