Sin azúcar, gracias.

El azúcar es saludable, beneficiosa para nuestro metabolismo siempre y cuando provenga de fuentes naturales como frutas, frutos secos y algunas verduras, por ejemplo.

El azúcar blanca refinada es un producto artificial, cargado de químicos y sin nutrientes.

Su consumo habitual y exagerado es altamente perjudicial para la salud, con consecuencias graves como obesidad y diabetes.

A veces cuando hablamos de azúcar, podemos pensar que se trata del azúcar que tenemos en la azucarera y no se tiene en cuenta la infinidad de formas en que el azúcar puede llegar a nuestro organismo, disfrazada con otros nombres o en productos inimaginables como el tabaco.

 “Un niño de ocho años ya ha consumido tanta azúcar como su abuelo en toda su vida”

Por ello es fundamental leer las etiquetas, para evitar cargarnos con productos poco saludables o con dosis encubiertas de azúcar. Para saber si un alimento tiene una gran cantidad de azúcar añadido, debemos mirar la lista de ingredientes de azúcar.

Las etiquetas de alimentos enumeran los ingredientes en función del orden en que aparecen en el producto. Hay una mayor cantidad del primer ingrediente que del segundo, y así sucesivamente. Aunque el azúcar podría aparecer en la cuarta posición de la etiqueta del producto, es posible que no sea el cuarto ingrediente con mayor presencia en el producto en general.

Si un diferente tipo de azúcar aparece en sexta, octava y décima posición, el total combinado podría poner al azúcar en la segunda posición.

Algunos de estos azúcares terminan con la palabra “jarabe” o con un “osa” al final de la palabra, tales como galactosa o fructosa, esto también indica que son azúcares.

Azúcares Artificiales o Endulzantes poco recomendables

Entre los más comunes en el comercio y grandes superficies, tenemos:

  • Azúcar, sacarosa o azúcar blanco: es un producto químico que se obtiene a partir de la remolacha o la caña de azúcar.
  • Azúcar moreno: es igual que el azúcar blanco, pero menos procesado.
  • Polioles: con efectos negativos para la salud. Son el sorbitol (E-420), manitol (E-421), isomaltosa (E-953), maltitol (E-965), lactitol (E966), xilitol (E-967). Son enduzantes sintéticos obtenidos por procesos químicos a partir del almidón. Tienen menos calorías que el azúcar, se utilizan mucho en la fabricación de chicles por la sensación de frescor que producen y también para hacer chocolate sin azúcar. Si se consumen en gran cantidad tiene efectos laxante.
  • Ciclamato: también conocido como E-952. En 1969 se prohibió en Estados Unidos debido a su relación con cáncer en animales. Se ha demostrado que el ciclamato puede sintetizarse como ciclohexilamina en el intestino, y esta sustancia puede ser cancerígena.
  • Glucosa o dextrosa: se obtienen del almidón de la patata mediante un proceso químico basado en la destilación. Se usa habitualmente en la industria de las golosinas.
  • Fructosa: es un azúcar que se encuentra en los vegetales, sobre todo en las frutas. El que se encuentra en las tiendas deriva del azúcar a través de un proceso químico, por lo que es un producto sin minerales, ni vitaminas ni fibra. Su consumo puede provocar la formación de triglicéridos y por eso se la relaciona con la obesidad. La mejor forma de consumir fructosa es comer la fruta entera.
  • Jarabe de maíz de alta fructosa: proviene del maíz altamente procesado y se encuentra en la gran mayoría de los productos comestibles procesados, tanto dulces como salados.
  • Sucralosa: tiene su origen en el azúcar común a la que se le agrega cloro y se utiliza en los postres, lácteos, congelados, zumos, refrescos, gelatinas y gomas de mascar. No altera los niveles de azúcar en sangre pero reduce la flora intestinal.
  • Aspartamo: es el E-951 y está clasificado como una sustancia a evitar por el Centro para las Ciencias en el Interés Público. Monsanto lo comercializaba a través de la compañía NutraSweet. Se utiliza en goma de mascar, refrescos, zumos en polvo, yogures, leche, café instantáneo, té y edulcorante de mesa. Su uso está relacionado con enfermedades crónicas y degenerativas.
  • Sacarina: procede del tolueno y otros derivados del petróleo. Se usa en productos farmacéuticos, refrescos, yogures, mermeladas, frutas en conserva, gomas de mascar, productos de limpieza bucal. Está prohibido en Canadá y Japón.

Hay que tener en cuenta que los dulces y postres naturales ocupan un lugar en la dieta y que podemos tomarlos cuando lo necesitemos sin ningún problema. Lo importante es buscar alternativas al poco beneficioso azúcar blanco.

Fuentes:
Dulces sin culpa, Jorge Limon.
Manuales de Alimentación Consciente y Yoga de Mayte Ruiz Santos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.